Iurgi de excursion

18 junio 2014

Calzado para correr

Para seguir con el tema de correr y con qué material ando, escribiré en este post las últimas zapatillas que esté utilizando.

De las zapatillas durante mucho tiempo no me preocupé. Acababa siempre con calzado de gama media baja similar. A medida que he ido alargando la distancia y aumentando la velocidad, sin embargo, he empezado a valorarlo más. Poco a poco fui intentando descubrir un poco más de la "ciencia" que hay detrás. Pero había demasiadas versiones contrarias y marketing engañoso de las grandes compañías. Curiosamente leyendo y probando por mi cuenta llegué más o menos a las mismas conclusiones básicas que ya parecen ser reconocidas: artículo de la American College of Sport Medicine al respecto. Olvidarse de toda la pseudo-ciencia que impusieron Nike y compañía en su día: que si zapatillas con contrapronación, cámaras y amortiguaciones, tacones altos... Lo que al final acaba funcionando para la mayoría son zapatillas de peso reducido, drop (diferencia en el grosor de la suela entre la parte delantera y el talón) bajo, zona delantera con bastante espacio para los dedos y otros que ayudan a correr de la forma más natural posible. Aparte de esto, también busco suelas con buen agarre, importante en Hong Kong, donde llueve de continuo y hay rocas y otras superficies bastante resbaladizas.

Supongo que por ahí tendría que empezar, análisis de requerimientos, que llamábamos en consultoría. Corro principalmente entre semana en la cinta en el gimnasio o por la calle (acera/asfalto) y los fines de semana por pistas de montaña varias. En Hong Kong sin embargo esto es un poco especial. Casi en cualquier recorrido encuentras zonas con cemento o asfalto (manía del gobierno local de jorobar los trazados "para hacerlos más seguros", lease con ironía o mala leche, porque algunas veces lo hacen mucho más resbaladizo y peligroso), tierra, roca. Es una mezcla de superficies, con lo que las zapatillas más "puras" de trail running no son la mejor opción. Las zapatillas con tacos altos, por ejemplo, que se utilizan para zonas de mucho barro, están descartadas. Así que he ido probando híbridos que parece responden mejor. Tengo bastante facilidad a que me salgan ampollas, así que esto también es algo que tengo que tener en cuenta cuando me hago con un par nuevo.

Aquí la evolución mencionada.

Asic GT-2140 y 2150: Estas fueron las primeras zapatillas con las que tuve la sensación de "oh, ¡qué cómodas!" Tras probar muchas zapatillas, meter los pies en ellas y la sensación de sujeción me hizo comprarlas. Con el tiempo descubriría que la suela era muy buena para agarre sobre roca mojada. El material es bastante "gomoso", no sé como expresarlo, como caucho, no rígido, lo que le hace que se adhiera bastante sobre superficies resbaladizas.

Comprado el primer par en 2010
Drop: Supongo que alrededor de 12mm
Peso: 280-290g
El resumen es: cómodas. Con estas zapatillas fui incrementando la distancia a correr y con ellas me hice el primer Lantau 2 Peaks. Hubo modelos posteriores muy similares (2160, 2170), pero Asic ha dejado de hacer la serie 21xx, con el descontento de muchos, yo incluido.

Vasque Blur SL: Tras un intento con unas Salomon que no me gustaron nada, por lo que resbalaba su suela, volví a la marca Vasque, que me había gustado ya bastante. Resistentes. Duras. Algo pesadas. La suela con mejor agarre en mojado de todas las zapatillas específicas de trail running que he tenido, casi a nivel de las Asics. Con ellas empecé medianamente en serio a meter kilómetros por sendas varias.

2011
Drop:10-12mm
Peso: 360g
Estuve muy contento con ellas, tanto como para comprar un segundo par cuando murieron las primeras. Pero descubriría más tarde que tenían sus problemas. ¿Cómo es el dicho ese de que "la ignoracia hace la felicidad"? Pesaban demasiado, lo que me hacía correr de forma poco eficiente. Puntera un poco estrecha, sujeción de cordones y estructura no excesivamente buena, con lo que acababa con los dedos gordos golpeando en las bajadas y bastantes uñas negras... Aprendería que eso no era necesario con el siguiente par de zapatillas.

Salomon Mantra: Las segundas Vasque Blur estaban ya bien trotadas, empezando a tener más ventilación de la cuenta. Viendo correr a los HKTrailRunners me iba fijando en su calzado y las Salomon Mantra me llamaron la atención. No por su aspecto, demasiado llamativas (blanco, azul celeste para correr entre barro muchas veces, este...), pero por la estructura. Ahí es cuando empecé a ver reviews en Youtube y leer en revistas online de running, en donde las ponían muy bien.

2013
Drop: 6mm
Peso: 260g
Una vez solucionado un pequeño problema (una de las plantillas era un poquito, milímetros, más pequeña de lo que debería y se me acababa moviendo; arreglado utilizando la plantilla de las Asics-2150, que encaja perfectamente) confirmé que son súper cómodas. La tecnología Endofit que utilizan se podría explicar como una especie de calcetín de neopreno sujeto por dentro a la zapatilla misma. Envuelve el pie y lo agarra de una forma muy agradable. Un poco de body-glide, calcetines delgados y hacer 40 kilómetros de carrera entre pistas de Kanala a Bilbao sin ninguna rozadura. Además la zapatilla por debajo tiene una "rock-plate", lámina semi-rígida que evita hacerse daño con rocas puntiagudas; perfecta para cuando corría en algún recorrido pedregoso o fuera pistas. No es una zapatilla para el asfalto, pero sobre él tampoco he tenido problemas. Como única pega, no tienen el agarre sobre mojado de zapatillas anteriores, pero tampoco resbalan demasiado. Encantado. Tras unos 700km la suela empezó ya a dar muestras de degaste, algo también en la parte de arriba. Así que las empecé a utilizar para ir de hiking, entre otras al Campo Base del Annapurna.

Asics Landreth 7: Las 2150 estaban muriendo ya. Parte de la puntera ligeramente abierta, la suela totalmente desgastada. Incluso con alguna pieza despegándose después de haberla metido por ríos. Quería algo lo más similar posible. Que me sirviera para entrenar en asfalto y cinta, pero sobre todo, a nivel de agarre en roca mojada. La nueva serie de Asics 2000 no me convencía nada de nada. Como ya he comentado, muy diferente sensación al ponerse la zapatilla y suela distinta. Al final acabé encontrando suela similar dentro del catálogo de Asics, aunque el resto no lo fuera tanto.

2013
Drop: 9mm
Peso: 315g, aunque parece que pesa similar a las 2150.
Mezcla de sensaciones. Por una parte tener el tacón (drop) más bajo me daba una sensación al correr en la cinta o sobre asfalto, más cercana a las Salomon. Agarre en mojado tan bueno como las 2150. Pero a partir de ahí bastantes problemas. Siendo el principal que no me agarran el pie tan bien como las anteriores. A partir de 15 kilómetros o haciendo series de velocidad muy alta me pueden crear rozaduras o ampollas, a menos que ande con mucho cuidado, reaplicando body-glide cada X etc. El problema está con los cordones y con un pequeño invento que intentaron hacer con el talón (se puede ver el corte en la foto), pero que en mi caso es un fracaso en pura regla, las rozaduras son justo ahí. Zapatilla por tanto para entrenamiento corto o cuando no me queda más tu tía que utilizarla porque voy a hacer una ruta sobre zonas muy resbaladizas. Tras más de 700 kilómetros aguantan bastante bien. Suela y cubiertas perfectas, supongo que el EVA un poco prensado y con menos amortiguación.

New Balance Minimus 10: Quería probar unas zapatillas minimalistas. Tras leer "Nacidos para correr" y ver a unos cuantos de los Hong Kong Trail Runners con ellas. A la vez, quería unas zapatillas que no me diera pena meter en el agua en mis hikings por cauces varios. Uno de los modelos de las Vibram "cinco dedos" parecía una buena opción. Originalmente este calzado se pensó para navegar, porque agarran muy bien en cubierta. Pero al probarlo vi que aquello no era lo mío. Tengo el dedo pequeño de los pies un poco metido, con lo que no estaba nada a gusto con ellas. Probando otros modelos y preguntando en las salidas acabé con las NB. Cita de alguna "parecen unas zapatillas de casa con cordones" (por cómodas).

2013
Drop: 0mm
Peso: 200g
Son un buen ejemplo de zapato minimalista: suela completamente a ras de suelo, muy poco peso, muchísimo espacio para que los dedos se estiren cuanto quieran... Y utilizarlas requiere re-aprender a correr. Literalmente. La sensación es muy distinta. Los músculos y tendones de la parte baja de la pierna no están acostumbrados a estar tan estirados tras años de zapatillas "con tacón". No están acostumbrados a correr como debería ser lo natural, para un ser humano descalzo. A eso se le añade que no tienen nada de amortiguación, cero. Así que hay que correr "con cuidado". Empezar despacito e ir aumentando la velocidad/distancia poco a poco. Por ello las he utilizado hasta ahora principalmente como herramienta de entrenamiento. Ayuda a acostumbrarme a correr con pasos más cortos, caer bien, amortiguar con la propia musculatura del cuerpo... De todas formas, no me he ido minimalista del todo. Así que las llevo de continuo al gimnasio para el día a día, para correr distancias muy cortas, hacer elíptica y otros. No para entreno puro de correr y menos para hacerlo por montaña.

Patagonia Everlong: Estoy subscrito a unos cuantos canales de Youtube que hablan sobre correr y revisan material para ello. Entre ellos "the Ginger Runner" y también algo de "the Gearist". Sus comentarios sobre las Sense Mantra eran muy parecidos a los míos, así que cuando revisaron y comentaron maravillas sobre las Patagonia Everlong, decidí que tenía que ir a la tienda para probar si podían servirme para reemplazar las anteriores.

2014
Drop: 4mm
Peso: 240g
Súper ligera. Híbridas: se puede correr por asfalto y por sendas muy bien con ellas. Muy cómodas. En este caso sin tanta estructura como las Mantra, mucho más flexibles, pero sujetan muy bien mi pie. Inicialmente probé sobre baldosa mojada y... resbalaban mucho. Así que mis primeras carreras en mojado por la montaña iba con bastante cuidado, hasta que fui comprobando que funcionan bastante mejor de lo esperado. En parte creo que es por la suela tan fina y la sensación de estar pegado al suelo que ofrecen. De alguna manera sientes el suelo debajo. Así que las pocas veces que he ido a resbalar el pie lo nota, pequeño cambio de posición sobre la marcha y seguir corriendo, cada vez más rápido. Único problema tras los primeros 150 kilómetros, que la puntera se ha soltado un poco, a utilizar pegamento. También que entra bastante arenilla dentro, supongo que por lo fina que es la parte superior y la forma tan abierta alrededor del tobillo.

1 Comments:

Publicar un comentario

<< Home