Iurgi de excursion

29 marzo 2015

Moluccas - Ambon y Saparua

Continuando con Moluccas, tras tres noches en Saleman donde disfrutar del sol

y las trombas de agua desde la terraza de la casa;

las especies que le dieron su notoriedad a estas tierras hace siglos

y granos de cacao y otros;

las tumbas más extrañas con símbolos que parecen la parte de arriba y de abajo de un hombre de palotes saliendo de la tierra

y pájaros que parecen murciélagos que salen todos los días puntuales antes del anochecer en grandes bandadas (ver en grande la franja que forman, parte solo de ello, km de largo en total);

tocaba preparar todo para volver a puerto. Empacar mochilas, desayuno con especie de donuts super azucarados, plátano frito y té con mucho azúcar y coche esperándonos bajo la lluvia. Idea original era quedarnos a medio camino a Ambon, en la isla de Saparua. Pero no hubo suerte. Aunque en dirección opuesta sí que habíamos parado allí, ese día el trayecto era solo directo. A cambiar de planes de nuevo. Argoitz encontró página web y número de teléfono del primer sitio de buceo, así que tras llegar a puerto + bemo + bemo + ojec, llegar al centro.

"En un momentito viene el dive máster" mientras nos ponían unos vasos de zumo y un plato con más fritanga: banana, fruti-pan (bread fruit) y gorengan.

El momentito llegó casi a la hora, irnos a cenar y ya hablar con él a la vuelta. Un poco desastre. Inglés limitado. Explicación deficiente. Y cuando descubrimos que ni tan siquiera tenían equipo del tamaño de Joana, intentarlo en otro centro de buceo (Blue Motion) que había visto Argoitz en su recorrido en moto. De jefe un alemán con el que era más sencillo comunicarse, mejor material, algo más barato... Se lo comentamos al del primero y nos dijo que en ese caso teníamos que dejar sus habitaciones. 21:00 de paseo por mini pueblo, pero encontrar acomodo fue mucho más sencillo de lo esperado. Un hostal a pocos metros. Unos cuantos extranjeros con los que estar de charla y a dormir. Despertar a media noche con cantos...

Todas las habitaciones en los hoteles en Indonesia tienen esa flecha en el techo. Apunta a la Mecca. Y a las cuatro y media de la mañana empiezan los rezos desde los altavoces de la mezquita, que en este caso estaba a poca distancia. A las doce del mediodía , tres de la tarde y las seis o siete con el anochecer se repiten los "lamentos"...

Desayuno y a bucear. Mud dive = buceo en barro era lo que nos ofrecían. Buena visibilidad pero basura a tutiplén y un montón de fauna. Sorprendente.

Caballitos de mar nada más entrar en el agua. Anguilas de paseo o las ya vistas antes entre rocas (foto Argoitz).

Nudis. Bichos raros de color intenso (foto Argoitz).

Cangrejitos monos escondidos en zapatos (foto Argoitz).

Peces rana. Trompetas. Mini nemos. Peces globo. Y un montón más que ni sé todavía que eran (foto Argoitz).

Perfectamente camuflados (foto Argoitz).

Máxima profundidad 15-18m y de media alrededor de los seis, así que inmersiones largas, largas, hora y veinte minutos cada una. Algunos llegaban a las dos horas.

La segunda empezando en el puerto donde encontrarnos más mierda. Ufff... Pilas, zapatos, cientos de plásticos, una aspiradora y los peces y la flora intentando hacerlos parte de su territorio.

Anguila que encontró una rueda reventada como estupenda guarida. Ídem con unos nemos y cangrejos y un bolso...

Era 31 de diciembre, así que no había posibilidad de buceo nocturno. En su lugar los del centro nos preguntaron si nos apuntábamos a su cena de noche-vieja. Perfecto.

Comida mucho más variada, verdurita, pollo muy bueno, pescado un poco demasiado picante, algún plato de carne que me decían era tradicional indonesio. Luego tiempo para algo de música, juegos, diábolo, etc. Antes de ver los fuegos, nada espectaculares por tamaño, pero un montón.

El uno de enero poco que hacer por la mañana con muchos pasando la resaca, así que aprovechar para ir a correr junto a la costa. Fácil por los doce kilómetros de recorrido oí cien veces lo de "mister, mister" = señor, señor; bueno y unos cuantos "miss, miss" = señorita, señorita. El nivel de inglés es mínimo, pero les encanta repetir lo poco que saben a los occidentales que van viendo. Buceo nocturno donde ver algunos bichos no vistos hasta ese momento. Como los "cangrejos Michelín" (foto Argoitz).

Una pareja de italianos habían conseguido reservar hotel y transporte (bemo -200k- y barquichuelo -500k- privados) hasta la parte chula de Saparua, así que a la aventura, juntarnos con ellos para los dos últimos días en Moluccas. Yo no estaba muy seguro si era arriesgar mucho (un poco justos de tiempo), pero siguiendo a los "locales". El speedboat (barco rápido) era del tamaño del bote de aitxitxe, pequeño, pequeño, con mismo tipo de volante con poleas al fueraborda y control de velocidad.

Y una estructura de fibra de vidrio que hace especie de habitáculo. No me extraña que con algo de mala mar no se atrevan a navegar.

Una hora larga hasta llegar a la playa.

Allí nos recibió el encargado del hotel. En principio nos dijo que no tenían sitio pero que nos quedáramos a comer y que ya veríamos si se podía organizar de alguna manera. Nos habían comentado ya en Ambon que era normal dormir en el comedor y cuando lo vimos hasta sonaba tentador, muy cómodo.

Comer bastante bien con varios platos, tempeh incluido. Conocía el concepto, pensaba que semillas, pero realmente hecho de la fermentación de soja, con los que se hace uno de los platos de proteínas más codiciados entre los vegetarianos, pero no recordaba haberlo probado.

Ir a una cueva cercana. Con agua súper transparente. Inicialmente parecía poca cosa pero a la segunda visita ya con chapines, mini linterna etc pasárnoslo muy bien investigando las distintas zonas, salidas, murciélagos volando. Poco más de medio kilómetro en total, pero muy entretenido.

Volver a la playa, nadar una horita y visto que algunos que habían reservado habitación no aparecían, ya teníamos la noche arreglada.

La cena incluso mejor que el almuerzo. Sopa de verduras. Barracudas y otro pescado a la brasa. Batatas en curry. Vainas en salsa. Arroz.

Para las diez el generador murió, así que a dormir. Despertarse con pancake con frutas para desayunar. Y el encargado nos comentaba que deberíamos adelantar la salida, a las doce en lugar de las tres o cuatro de la tarde, porque el conductor le decía por teléfono que el mar estaba bastante picado e iba a empeorar. Así que a aprovechar la mañana con más nados. Incluso mejor que el del día anterior yendo por la costa hacia el sureste. Un atún, tres rayas, un par de especie de pez luna enanos, corales de muchos tipos y en algunos lados lo más "frondoso" nunca visto.

Casi hora y media antes de volver para ducha y con todo empaquetado empezar el retorno. En buena hora hicimos caso a las indicaciones del encargado. El viaje de regreso fue de lo más movido y seguramente lo hubiera sido más si hubieramos retrasado nuestra salida. Una hora habíamos tardado en llegar, casi dos de vuelta. Olas. Botes. Algún grito de susto con la embarcación picando de pleno en ola. Cada X yo mirando en el GPS donde estábamos y la distancia que quedaba.

Aquí ya estábamos a pocos kilómetros del destino, pero sin cobertura de las islas.

Entre medio bromas viendo a donde teníamos que nadar en caso de que la embarcación se rompiera. Pero llegamos sanos y salvos a puerto con suspiro de alivio de todos. Desde allí regreso al mismo home stay cerca del aeropuerto, donde pasar las últimas horas bajo el mal tiempo. Y comenzar el regreso. Aeropuerto de Ambon, volver a tener wifi con cientos de mensajes y mails recibidos tras la semana sin conexión. Ir viendo lo que tenía en la cámara y la GoPro, aquí un vídeo con parte de ello.

Vuelo a Yakarta en donde dormir un rato. 6-7 horas de espera tenía en el segundo aeropuerto, así que Joana y Argoitz me recomendaron pagar por entrar en uno de los lounges de business. 120.000 rupias (8€) por un buffet sencillo pero decente, wifi y sofá donde echarme otra buena siesta. Y ya últimas 5 horas de vuelo a HK de vuelta a la realidad. ¡Oficina a currar!

Más viajes

22 marzo 2015

Yes she can

Un vídeo con parte de los 3 años de Miao por Hong Kong. Empezado hace ya cuatro meses cuando estaba a punto de irse. Juntar fotos, vídeos, grabar la base sobre la canción del "Yes we can" de la campaña original de Obama con letra modificada, convencer a amigos que aportaran sus voces (algunos grabados en la lejanía, otros asaltados en la oficina con el portátil y un micro), muchas horas de edición (tanto como para sorprender a los propios participantes con el resultado) y aquí finalmente el montaje.

Sí, ella puede.

Actualización 28 marzo: la letra original y la versión modificada a petición del público.

18 marzo 2015

Peperos

Los Pepero son una marca surcoreana de palitos de galleta cubiertos parcialmente de chocolate y varios.

Los originales son japoneses, Pokcy, comercializados en Europa como Mikado. Sin embargo en HK los que más veo en un montón de tiendas, como en la foto arriba, son estos. En Corea hasta existe una tradición similar a San Valentín, el "Día Pepero", que se celebra cada 11 de noviembre. Ese día, las parejas y los amigos se regalan cajas como muestra de afecto.

Pero ¿cuántos cuando han leído Peperos han pensado en política? :P Hasta en el artículo de la Wikipedia en inglés dice:
This article is about a cookie in South Korea. For members of the political party in Spain, see People's Party (Spain).

Este artículo es sobre la galleta en Corea del Sur. Para los miembros del partido político en España ver Partido Popular.

Coincidencias tontas que me sacan una sonrisa ahora que las elecciones se acercan y todo tipo de improperios y malas palabras de unos grupos políticos hacia otros se adueñan de la prensa y muchas conversaciones.

11 marzo 2015

Permiso de paternidad

De vuelta de hiking un anuncio en el metro.

Empezando desde el 27 de febrero se instaura el permiso de paternidad en Hong Kong. Según la página del gobierno, avisando con 3 meses de antelación los futuros padres podrán disfrutar de tres días de permiso. Y así empezó nuestra conversación comparando: IU proponiendo 16 semanas tirando hacia esquemas del Norte de Europa, en lugar de esos escasos tres días, en los que realmente el trabajador solo cobrará el 80% de su sueldo. Las caras de sorpresa con eso de tener fecha exacta para el nacimiento, porque aquí lo saben con fecha y hora desde poco después de la gestación, con la mayoría induciendo el parto y pocas teniéndolo natural. Para el permiso de maternidad la mujer ha tenido que haber trabajado al menos 40 semanas continuas en la empresa. En ese caso y con un preaviso bastante largo tiene derecho a 10 semanas de baja donde recibirá 4/5 de su sueldo, frente a las 16 (+2 por cada hijo a partir del segundo), que también incluyen adopciones, en España. Otros derechos/permisos para la "conciliación familiar" como el de matrimonio (15 días por allí) no existen, aunque el gobierno haga tímidos movimientos para promoverlos.

En el Banco tenemos algo mejores condiciones, pero poquito. Y hemos tenido unas cuantas que a las pocas horas de dar a luz estaban ya respondiendo a correos y al de pocos días en la oficina (alguna vez hasta con la niña debajo del brazo). Diferente mentalidad también para esto.

04 marzo 2015

Donsol Feb 2014

No todos los viajes salen bien y está bien recordarlo. El año pasado, año nuevo chino, planteamos un clásico en esas fechas: Filipinas. En aquel caso repetir la experiencia en Donsol. En principio era incluso mejor época para ver los tiburones ballena que cuando había ido la vez anterior, pero, con estas cosas no se puede asegurar nunca si vas a verlos o no.

Vuelos y transporte. Hotel al lado del centro de visitas de los Butanding. Primer día de barco... Y nada de nada. Unas cuantas bastantes horas con los oteadores intentando encontrar a los bichos, pero sin suerte. Ni nuestro barco ni ninguno de la docena larga de barcos que habían salido más o menos a la vez que nosotros vio ninguno. Por lo que oímos tampoco durante el resto del día ni el anterior. Con lo fácil y estupendo que me había resultado la otra vez...

Con el anochecer acercarnos al puente que pasa sobre el río Ubod.

E ir a ver las luciérnagas que iluminan los árboles en sus orillas.

Risas practicando un poco de chino, filipino, euskera. Si recuerdo bien la lección: "xīngxīng" (a leer las x como en euskera) era estrella, pero también gorilla. Y "kilikili", tal cual, que en euskera es cosquillas, en filipino significa sobaco, porque obviamente es donde intentas hacerle cosquillas a alguien :D

En fins. Encontrando entretenimiento donde no había demasiado. Porque los siguientes dos días fueron también pequeños fracasos. Ir a bucear y el dive-master muy desastre. Prácticamente primera vez en el que no he estado a gusto en el agua. Todo el rato controlando que no nos la montara y que Miao no se metiera en ningún problema con la flotabilidad. Bastante corriente. Nada realmente interesante visto... Y el último día intentando ver los tiburones ballena, también con cero éxito... Al menos, los anocheceres espectaculares tan habituales en Filipinas no nos defraudaron.

Bastante chasco de viaje. Pero bueno. Es lo que toca. No puede ser todo perfecto.

Más viajes.