Iurgi de excursion

30 mayo 2016

El anuncio que ha saltado a la red social

por lo racista que resulta...

Entra negro y sale limpio y chino... Y tras ello conversaciones varias por aquí. Hay quienes los llama "monos", por no hablar de la discriminación a filipinos/indonesios con pieles también más oscuras. Queda un largo camino para que todo el mundo se trate de igual.

25 mayo 2016

Nombres de edificios

En Hong Kong les gusta poner nombres a todos los edificios y urbanizaciones. No basta con tener una calle y el número, sino que cada inmueble tiende a tener su nombre propio. Lo curioso es cuando empiezas a ver cosas conocidas. Marbella.

Que está en "la Costa" de España, aunque seguramente muchos de los que viven allí no tienen ni idea.

Igual que como se debería deletrear "Rodriguez".

La cresta de Sevilla.

No todo son nombres tan españoles. Tenemos algunos mucho más grandilocuentes en inglés como "las Alturas Celestiales".

"La Villa Alegre".

"El Jardín Harmonioso".

"La Torre con Excelente Decoración".

Ops. Este está en chino, pero me gustó la entrada.

Y este nunca me quedó claro si era un "Edificio Fácil" con errata, easey en lugar de easy.

El "Retiro del ermitaño"

tiene poco de lugar espiritual y donde estar en soledad. Cientos de apartamentos, un centro comercial y miles de gente pasando por allí todos los días.

Muy cerquita "La Coronación".

TST Tower, que todo el mundo pensaría que está en TsimShaTsui, porque son las siglas que utilizamos normalmente para referirnos a la zona, pero no, casi en LaiChiKok.

Y no se quedan detrás los nombres de los colegios: "Escuela secundaria la Luz Verdadera".

Que por casualidad tu casa no ha sido "bautizada" (alguna hay), nada como poner los números en romano con su león del circo encima.

Y hablando de números hay a quien les gusta dejar claro cuantos pisos tiene cada edificio.

Muy "importante" en toda obra que se precie :P Cuarenta plantas y subiendo.

Edificios de todos los tipos, gustos y colores.

Continuará.

16 mayo 2016

Orienteering

Por navidades comentaba que me habían apuntado a una carrera de orientación. La parte deportiva no me preocupaba en exceso. Íbamos en equipo de dos y Megan está en forma, pero no como para seguir mi ritmo. Así que el fin de semana con mucha calma incluido ir de hiking el sábado con amigos. Madrugar el domingo. Siete y poco en los minibuses de MongKok camino a SaiKung. Taxi y llegar a la salida en PakTamChung. Preparar lo que llevaríamos encima, un poco de calentamiento. Yo con la minimochila con agua, geles y varios para los dos, el cortavientos, buff, visera.

Me duraría todo encima unos cinco minutos :P Hasta coger algo de calor e ir quitándome cosas por el camino. Aquí de vuelta al punto de comienzo, ver como se nos echaban encima una tanda previa de corredores.

En función de si lo hacías solo, en grupo, tamaño del mismo y otros distintas salidas. Hacer cola para recoger nuestro mapa, ponernos en el punto de comienzo y ¡a correr! En el mapa veía que todo iba a estar en área de unos 8 kilómetros cuadrados que acabaríamos visitando en gran parte. Aquí el mapa.

Empezar sobre asfalto. Al de poco me quedaron claras las distancias y decidí no hacer trampas. Esto con el GPS demasiado sencillo y encima teniendo que oír a la americana "estos latinos, se supone que no podemos utilizar tecnología" :D En resumen en el mapa teníamos una serie de puntos marcados. Cuanto más lejos del punto de comienzo y más difíciles de conseguir más valor tenían. Encontrar el primer punto. Hacerme a la idea que esto tenía una parte de estrategia. Mientras corríamos a los segundos puntos intentando hacerme una idea del recorrido idóneo para coger cuantos más puntos posibles por el camino: "primero asfalto, luego subimos a esta colina, tiramos por la cima, bajamos por aquí un poco hacia atrás en el asfalto..." Todo muy bonito, hasta que nos metimos cuesta arriba. Barro. Mucho barro. Yo sin mucho problema, acostumbrado, pero otros participantes no tanto. Megan entre cagándose en todo ello y encantada cuando conseguía pasar una parte complicada.

Menuda foto. Me va a dar como vea que la he subido. En fins. A lo que iba. Parecía que la estrategia tenía buena pinta, fácil de orientarme sin siquiera sacar la brújula, pero no conocer el terreno tiene sus problemas. El recorrido en la colina era bastante cerrado. Así que aunque yo puedo correr sin mucho problema en esas condiciones no es lo normal para la mayoría de gente, con lo que poco a poco el ritmo se fue haciendo más lento, con competidores delante nuestro en cola... Ella con la calma por detrás.

Colaaaaa a paso de tortuga. "Dejen pasar señores"

Esta zona nos llevó mucho tiempo. Ver en el mapa una forma alternativa de bajar al asfalto. Bastaaaante empinada. Resbaladiza. Pero lo hicimos. Saliendo junto a una zona medio militarizada donde había jovencitos entrenando cual soldados. Una tanqueta al fondo...

"No disparen por favor, venimos en son de paz". A partir de este punto se podía correr sin problemas, asfalto. Pero Megan cansada y además las reglas estipulaban que no nos podíamos separar más de 10 metros "y no vamos a hacer trampas"... Así que con tranquilidad. Tomarse un gel de carbohidratos, beber. Trotar. Estábamos prácticamente en el punto más al sur y en ese momento darnos cuenta de una parte del "juego" que no sabíamos antes. Por cada minuto adicional que tardáramos sobre el tiempo límite de dos horas y media nos quitaban diez puntos. ¿Cómo? No había manera. Quedaban cuarenta minutos y Megan ya no podía correr más. Podíamos ir por el aburrido asfalto y sin recolectar más puntos o intentar ir por sendero que parecía relativamente sencillo sobre el papel. Ella dijo que si andando que adelante. Yo con el mapa.

Cada X encontrar uno de los puntos de señalización en donde teníamos que introducir lo que llamaban la "e-card", una especie de llave con chip que marcaba nuestros logros.

El 48 por lo que veía en el mapa nos daba otros 10 puntos más. Un poco de cuesta arriba y cuesta abajo, pero por sendero abierto.

Y ya que no íbamos a ganar decidimos participar en todas las actividades. La carrera estaba montada por Médicos sin fronteras, con lo que había zonas donde se simulaba una zona en conflicto. Aquí uno con un tiro de bala.

El papel que nos tocó era el de cirujanos llegando los primeros al lugar, con lo que me tocó recordar mis cursos de primeros auxilios y el triaje: evaluar las prioridades de atención para posibilitar el mayor número de supervivientes. Así que poniéndoles tarjetitas de colores a cada uno.

Espero no tener que hacer esto de verdad nunca. Tiene que ser muy duro ponerle a alguien la tarjeta negra, sabiendo que tal vez lo podrías salvar, pero que hay otros que tienen más posibilidades y por tanto preferencia... Bonito recordatorio de las cosas que hace la gente por ayudar en el mundo. Tras pasar la prueba y conseguir algunos logros más en la aplicación que te tenías que descargar en el móvil, corretear hasta la linea de llegada.

Y recoger nuestra puntuación.

250 puntos por los marcadores encontrados menos 34 minutos multiplicados por diez, -90 ¡Ouch! Pero bueno. Interesante actividad y por una buena causa.

Devolver la llave, recoger nuestra ropa y salir de allí, con miles de personas intentándolo a la vez, fue un poco caótico. Con lo que para la próxima vez, otra razón más para acabar dentro del tiempo estipulado.

Leyendo al respecto descubrir que hay recorridos de orienteering montados por el gobierno abiertos para el público de continuo y clubs y asociaciones que se dedican a promover la actividad. Otra cosa más a repetir.

08 mayo 2016

Exportando leche para bebés

De vuelta del hiking en Shenzhen, pasar la frontera. Aunque Hong Kong sea parte de China, tiene un estatus especial, con un sistema económico, político e inmigración propios. Lo que se ha venido llamando "Un país, dos sistemas". Esto ha generado situaciones un tanto particulares, que se pueden intuir ya solo en los carteles en esa misma frontera. Es normal encontrarse en ellas advertencias de las autoridades sobre las cosas a evitar, sean prohibiciones de drogas, cantidades de tabaco o alcohol que se puede llevar encima, fotos de criminales en búsqueda, etc.

Lo que no es tan normal es encontrarse

un cartel dejando claro cuanto es el máximo de leche en polvo que se puede sacar de Hong Kong: 1.8kg exactamente. Todo viene de un incidente de 2008 en el que se probó que varias empresas adulteraron leche para bebés con melamina, causando la muerte de seis y cerca de 300.000 afectados en distintos grados, en la China continental. La reacción de los chinos al otro lado de la frontera fue cruzar a Hong Kong, donde las medidas de seguridad alimentarias son mayores, y comprar en masa, dejando a los locales sin leche. Tras las protestas de los hongkoneses el gobierno decidió controlar el mercado y exportación de dichos productos.

En cualquier caso en las farmacias cerca de los centros turísticos principales de la ciudad (Mong Kok por ejemplo) la leche para bebés sigue teniendo estantes específicos bien a la vista.

Y es un clásico encontrarse a los turistas cargando las maletas con una buena provisión de botes, junto a otros souvenires.

No iban a ser solo iPhones de "contrabando" pasando la frontera.

28 abril 2016

Shenzhen de Hiking

Semana santa. Argoitz en Bilbao, Joana en Lima, billetes a la mayoría de destinos caros, no convencí a nadie a que se viniera a precio razonable a Huashan conmigo... Puente largo de cuatro días en Hong Kong. Pensé que podría ser interesante visitar la provincia de Guandong, pegada a HK. Debería haber algún sitio interesante a nivel de naturaleza... Incapaz de encontrarlo... Hay pocas cosas escritas en inglés y la mayoría recomendaban para ver montañas y sendas varias ir a... Hong Kong... Esteeee... Que lo que quiero es salir de aquí. Hablando con alguna amiga de por allí, me confirmaba que poca naturaleza quedaba. Mi plan a la basura.

Estaba ya planeando a que zona ir de camping en Nuevos Territorios o similar cuando pensé darle una oportunidad a Shenzhen. Mmmm... Mejor pinta. Encontrar unos cuantos blogs y webs hablando de posibles caminatas. Preguntar si alguien se apuntaba y ¡a la aventura! Finalmente Alexa y yo solos. Coger prácticamente el primer metro del día a las seis y pico, algo menos de hora hasta llegar a la frontera. Desde allí coger metro. Curiosos los tiques-fichas de entrada.

Sencillo de conseguir utilizando las máquinas (recordar llevar billetes pequeños). Y a la parada de "XinXiu".

Fácil. Desde este punto andar hacia el norte pasando por un tranquilo barrio, aunque nadie lo diría viendo los barrotes y varios por todas partes.

hasta llegar a la autovía en lo alto que va hacia el este de la zona, parada de buses. Cerca de "Luo Hu TiYuGuan" = el gimnasio de LuoHu. Y coger el bus número 103.

Inicialmente con bastante gente, pero al de poco ya se bajaron unos cuantos y sentados. Supongo que un festivo o domingo todo más lleno. El único occidental visto en todo el día y los niños en el autobús hablando del extranjero, intentando acertar de donde era. Divertido entender lo suficiente de mandarín como para seguir parte de su conversación. El conductor con sus tartera y varios detrás.

Y una "pica" que era la que nos dio el billete después de haberle dicho el destino a donde íbamos. Realmente nos equivocamos y sobre la marcha decidimos ir hasta la última parada XiaoMeiSha (小梅沙). Una playa bastante grande, que no visitamos, y una calle llena de restaurantes.

No tenía muy claro como llegar al comienzo del hiking. Así que tiramos por lo fácil. Seguir por la carretera un poco y encontrarnos con una mezcla de acuario

y parque de atracciones muy en versión "color pastel".

Y poco más allí finalmente llegamos al comienzo del hiking.

· El recorrido hecho por encima de los 17km con 700m de desnivel, en algo más de seis horas de paseo tranquilo con unos cuantos contratiempos.
· Senderos variopintos, parte de tierra, parte roca, algo de asfalto, tiene que haber zonas densas de vegetación y más cauces a explorar, pero no lo hicimos.
· En las secciones principales acondicionadas puede haber mucha gente. En el resto pocos.
· Mucho más interesante de lo que podría esperar inicialmente. 3,5*
· Todo lo andado grabado con el Garmin.

Las sendas principales están muy acondicionadas. Escaleras, pasamanos en algunas zonas más empinadas...

Y cada X se puede llegar a una carretera de asfalto, que en principio solo utilizan la gente de mantenimiento y bicicletas, creí entender.

Como no, siendo yo intentando evitarlo cuanto más posible. Así que vi en el teléfono que había una senda de tierra que tiraba en la dirección en la que queríamos ir, con lo que en ella nos metimos. Cual sería nuestra sorpresa cuando al de 400 metros ¡nos encontramos una par de serpientes de grosor pitón!

Otros cien metros más y otra. Otros cien metros más y ¡la cuarta! Esta en posición de ataque por donde teníamos que pasar...

Alexa asustada, con las piernas temblando... "Vaaaale, volvemos a la senda anterior..." Según me comentaron los expertos seguramente eran todas rat-snakes, sin veneno ni peligrosas. Seguramente disfrutando del primer día de sol y calorcillo en una buena temporada tiradas en senda descubierta, pero con apenas "tráfico" de humanos. En su lugar yendo por la senda principal, por donde habían pasado ya seguramente muchas docenas de excursionistas, ninguna.

Una vez subido ya a unos 350m, casi el punto más alto de todo el día, ya nos metimos por senda de tierra. No quedaba otra. Eso o hacer un círculo, o la carretera.

Desde donde llegar a un pueblo en lo alto. Aquí la escuela.

Y la colada junto a las casas-fortificación.

Poco más allí vimos un mapa, en perfecto chino, que indicaba que había unas cataratas (瀑布) por alrededor.

Alexa había leído en distintas webs en chino que podían merecer la pena, así que intentamos seguir las indicaciones... Yo perdido, no sé muy bien por qué. Intentar hablar con unos locales... ¡#@¢∞&! Darme cuenta que el mapa estaba del revés, la parte de arriba era el sur y no el norte, y con ninguna indicación al respecto... En fins. Tras kilómetro extra por la tontería ya encontrar el camino, que incluye una parte sobre carretera de asfalto. Pasar delante de un hotel o similar semi-abandonado: algún brillante emprendedor que quiso hacer dinero con la belleza del lugar y le salió mal la cosa. Bajar por unas escaleras.

Y llegar a un caudaloso cauce.

¡Gran cascada!

El agua no estaba tan limpia como se podría desear, pero aún así bonito lugar.

Intentamos explorar un poco más por los alrededores (ponle un kilómetro extra más), por si había forma de llegar a la parte alta. Pero no fui capaz. Con lo que volvimos por el mismo camino. Pasar de nuevo por el pueblo. Lago junto al mismo.

Y tirar de vuelta hacia abajo. Curiosos árboles y vegetación.

Con sendas con mucha sombra.

Árboles floreciendo.

Colores varios que se mezclaban.

Mi idea original era bajar a DameiSha (大梅沙), playa un poco más al suroeste. Por ver más de la zona. Pero Alexa me dijo que necesitaba un baño "de verdad", con lo que busqué como volver de la forma más rápida posible a alguno de los que habíamos visto en ruta. En el teléfono la senda estaba clara y aunque con vegetación algo frondosa íbamos bien, poco más de cien metros para llegar a la pista de bicis cuando.

¡Un jabalí! Aiyaaaa... Apenas lo podía ver, pero oírlo lo oíamos sin problemas, gruñéndonos desde unos pocos metros más abajo. Supuse que estaba con jabatos o su madriguera allí mismo... Intentar asustarlo, pero no se movía, Alexa asustada de nuevo... Para arriba...

Y volver a coger otra senda que veía en el teléfono. Lo bueno del rodeo fue que allí mismo encontramos otro cauce.

Con otra bonita cascada.

Sitio perfecto para refrescarse en caso de ir en verano, con su poza, sombra, piedras finitas casi arena.

Seguimos bajando y nos encontramos un grupo de personas vestidas de medio militar subiendo. Espera larga. ¡Doscientos! Como si fueran boyscouts, pero bien mayorcitos.

Subiendo con cosas varias, como si fueran a pasar la noche arriba. Vimos especie de hostales arriba y seguramente tiene que haber bastantes sitios que se puedan alquilar para pasar unos días. Conseguir pasarlos y llegar al asfalto. El cauce seguía para abajo sin embargo. Podría ser interesante explorarlo algún día.

Alexa por delante camino al baño.

Y grande la señal.

"Manténgase lejos de serpientes e insectos". Como si eso fuera fácil :P Sorprendido en cualquier caso. Pensaba que no tenía que haber apenas fauna aquí, con los cantoneses y su fama de comerse todo lo que se mueva y poca conciencia ecológica. Tirar para abajo, con el parque de atracciones y al fondo viendo Sharp Peak. Y coger bus de vuelta.

Bastante más tráfico, con lo que frente a los cuarenta y cinco minutos tardados de ida, fueron casi media hora más de vuelta.

De nuevo de paseo camino al metro.

Frontera y vuelta a Hong Kong. Largo día, pero contentos. Más había parecido una aventura o estar de medio vacaciones en el extranjero, que un día de hiking. Y de charleta con algún trail runner que me encontré (coincidimos justo en las dos direcciones) parece ser que hay más sitios por explorar por la zona. Otra cosa más en la lista de hacer algún día.

Más rutas de hiking