Iurgi de excursion

24 octubre 2014

Curry de pollo con arroz en pan de molde

Tras estar de entrenamiento/tirados en la playa de Chung Hom Kok, minibus de vuelta a CauseWay Bay y pasarnos por uno de los restaurantes que tenía en la lista Miao: Nam Loong Cafe.

Una especie de "chachantin" bien puesto, sin más, desde fuera. Creo que no he explicado el concepto antes... Cha significa té en chino, "chantin" vendría a igualar a la palabra cantina o restaurante. El termino viene porque lo habitual en estos restaurantes es que te planten una taza de té en cuanto te sientas. Suelen tener platos variados: arroz frito, curries, noodles, desayunos... Es el restaurante barato tradicional de Hong Kong.

Al acercarse un poco más, ya en el escaparate, ver que tenían también productos de bollería y otros de horno propio.

Por dentro definitivamente con una decoración un tanto diferente.

Con grandes fotos en las paredes y esas inmensas jaulas colgando del techo.

La carta es bastante particular también. Con sus dibujitos.

Y platos que se salen de lo habitual.

Pedimos un par de platos, que vienen con su bebida. En este caso elegimos leche de almendra y té con leche.

Ternera con tomate sobre arroz.

Y el plato fuerte. A lo que veníamos realmente. Todas las recomendaciones hablaban de los "ladrillos" (bricks).

Pan de molde que vacían parcialmente y llenan con arroz y, en nuestro caso, curry de pollo. Tienen distintas versiones con pollo, lenguado, ternera, marisco y salsa de curry o tomate. Meterlo al horno y presentarlo en la mesa. Crujiente por fuera, miga caliente por dentro y el curry en su punto versión Hong Kong, cremoso tirando a dulce, cero picante.

¡Menuda bomba! Me encanta el pan recién hecho y la combinación con el arroz y el curry me gustó bastante. Comerlo tiene su ciencia, intentando desmontarlo, tirar abajo las paredes, e ir comiendo a partes iguales todos los ingredientes. En el tazón junto al plato más curry con patata para seguir untando, hasta casi conseguir lo improbable: acabárselo. Muy brutos. Yo creo que bastaría solo ese plato para tres personas. Así que digestión pesada, aunque buen recuerdo. Para repetir algún día que haga alguna de mis burradas corriendo etc en la isla y me quiera meter una salvajada de calorías y carbohidratos.

19 octubre 2014

Restaurantes en Hong Kong - Openrice

Gourmet: "Catador y degustador refinado y entendido en gastronomía". Definitivamente no doy con la definición. Mis gustos son bastante espartanos y tiendo a los platos más sencillos. Si pudiera comería comida casera casi todos los días, cosa que agradablemente hago últimamente.

Aún así reconozco que uno de los grandes atractivos de Hong Kong es su variedad gastronómica. Una ciudad con más de once mil restaurantes, que se renuevan constantemente. Con lugares tradicionales que llevan sirviendo los mismos platos desde hace décadas. Comidas de todas las procedencias posibles en el planeta. Establecimientos que se atreven con las fusiones más vanguardistas... Mezcla variada donde elegir. Alitas de pollo a la coca cola (y salsa de soja, estas caseras), ¿apetecible?

He tenido también quien me pedía recomendaciones. Así que, igual que con las rutas de hiking, iré haciendo una lista aquí con todos los restaurantes sobre los que escriba. Eso sí, recordar que este mundo se mueve con muchísima velocidad aquí. Con restaurantes que aparecen y desaparecen como setas.

Aprovecho, para todos los que sean nuevos en el mundo gastronómico de Hong Kong, o que no hayan estado por aquí en los últimos... bastantes años... para presentar Openrice. En servicio desde 1999, es a día de hoy la página web o aplicación de móvil más utilizada para elegir restaurantes. Cada vez que vamos a quedar a comer siempre hay quien la usa para ver distintas opciones. Se puede elegir por zona, tipo de comida, precios. Así como tirar de las listas: mejor rating completo, más popular, mejor servicio, mejor postre...

O los premios que da la propia web. Miao, que disfruta mucho más de esto que yo, está revisando de continuo y creando su propia lista. Así que material tengo para una temporada solo con los que hemos visitado en las últimas semanas.

La lista:

· Comida casera
· Nam Loong Cafe, ladrillo de pan y curry

06 octubre 2014

Kwai Hing - Mei Foo. Hiking y trincheras

Un recorrido hecho hace mucho que veo nunca subí al blog.

En una de mis carreras por el monte había encontrado unas trincheras de la Segunda Guerra Mundial, así que a visitar con más calma en un hiking con amigos.

· 11,4 km y unos apróximados 1000 metros de desnivel decía el Everytrail, aunque con cota máxima de 350m.
· Parte sobre asfalto, parte en senda de tierra y rocas, parte escalones estándar de senda principal en Hong Kong. Sencillo con calzado con mínimo agarre. Puede haber bastante gente.
· Un recorrido por parte de la historia de Hong Kong, más un paseo tranquilo. 3*
· Mapa

Decidí empezar desde parada de metro. Así que salir en Kwai Hing y colina arriba por asfalto y escaleras.

Hasta llegar al pantano de Shing Mun.

Si se quiere evitar este tramo, se puede coger metro hasta Tsuen Wan donde coger minibus o taxi hasta el mencionado pantano. Desde allí tirar para arriba y al de poco ya empezar a encontrar señales.

"Peligro. Trincheras desoladas. No entrar". Señal a la que... no le hicimos mucho caso. Abajo que vamos.

El laberinto de pasillos bajo tierra es bastante simple con salidas cada pocos metros.

Con poco más que las luces de los móviles se puede visitar todo el complejo, con zonas abiertas al exterior y en mediano buen estado de mantenimiento.

La construcción fue parte de la "Gin drinkers line" = la Línea de los bebedores de ginebra. El sistema defensivo que construyeron los británicos entre 1936 y 1938 para intentar parar una posible invasión de los japoneses. Trincheras, búnkers, puestos de artillería unidos por sendas a lo largo de 18 kilómetros separando la península de Kowloon de Nuevos Territorios.

Su éxito fue nulo. En menos de tres días los japoneses fueron capaces de romper la linea, escasa de efectivos, con los británicos en retirada hacia la Isla. Que no resistiría mucho más. Parte de la historia que nosotros dejábamos detrás.

Desde aquí tiramos por una de las varias sendas que hay por los alrededores.

"Smugglers' ridge" = La cresta de los contrabandistas. Tierra suelta. Alguna con unas Pumas, resbalándose cada dos por tres. Pumas + vaqueros + bolso... Mira que suelo dejar claro el material a llevar, basta con unas zapatillas de correr, u obviamente unas zapatillas específicas de senderismo; una mochila, algo de agua. Y encima estaba ella intentando convencer al resto de chicas de las bondades del bolso en lugar de la mochila para ir de hiking... En el siguiente cruce con camino de asfalto le indiqué a ella y a su novio que se fueran para abajo. En ese punto, más o menos, uno de los animales recurrentes en la zona. ¡Monos!

Que dejan claro que ese puesto de reciclaje y basuras es de ellos. Su territorio. Pueden llegar a ser bastante agresivos. Así que hay que poner cierta distancia, sobre todo entre ellos y bolsas del supermercado. Son lo suficientemente listos como para saber que ahí suele haber comida. Así que se dedican a robarla en cuanto uno se despista. Aparte de arramplar con cualquier cosa que les huela interesante de la basura... Los dejamos detrás y seguir por nuestro recorrido.

Parte sobre camino de piedra, parte entre la vegetación.

Más tierra.

Hasta llegar a la "civilización".

Desde donde bajar hasta el metro de Mei Foo.

Más rutas de hiking

01 octubre 2014

Ocupa Central y más en Hong Kong

No suele ser habitual que Hong Kong salga en las noticias a nivel mundial y creo que esto es lo que se ha visto principalmente.

Tensión, cañones de agua, espray de pimienta, gases lacrimógenos. Una versión muy simplificada de lo ocurrido. En 1997 Hong Kong dejó de ser una colonia británica y pasó a formar parte de China. Dentro del acuerdo firmado entre los dos países se definieron las reglas bajo las que vivirá Hong Kong, que se resumen en el "One country two systems" = Un país dos sistemas. Hong Kong mantenía parte de su autonomía: su moneda, sistema legal y económico, unas fronteras en las que controlar el flujo de chinos "peninsulares", etc. Pero reconociendo que China constituye un solo país. Dentro de los acuerdos se definieron pasos a seguir, siendo el sufragio universal uno de los objetivos. Se esperaba que 2017 fuera el primer año en que se consiguiera esto. Hace un par de meses el gobierno chino difundió un plan de ruta en el que definía como llevarlo a cabo: todas las personas de Hong Kong tendrían un voto PERO los tres candidatos que acudirían a las elecciones tendrían que tener la aprobación del gobierno central, ser patriotas, etc. Mucha gente en Hong Kong se sintió engañada, porque el sufragio sería universal, pero totalmente dirigido, con muchos grupos políticos e ideas que serían vetadas. Es así que un movimiento en contra de esto ha ido tomando fuerza. Se plantearon distintas iniciativas, siendo la principal manifestarse el 1 de octubre, Día Nacional de la República China. A medida que la fecha se acercaba las declaraciones iban subiendo de tono hasta que el movimiento (principalmente estudiantil) decidió adelantar las marchas. El domingo 28 comenzaron a concentrarse alrededor de la sede del gobierno. La policía intentó cerrar parte de los accesos. Hubo un poco de tensión y entonces pasó lo visto en los vídeos.

Gases lacrimógenos y varios, prácticamente no vistos en Hong Kong desde las grandes protestas tras la masacre de Tiannamén, hace 25 años.

Esto hizo reaccionar a más gente, que se ha ido uniendo o solidarizando con el movimiento. Y aquí es cuando cambia un poco todo. La situación es curiosa para alguien que vivió el País Vasco de los 80 y 90, donde las manifestaciones y protestas acababan muchas veces con peleas prácticamente de guerrillas urbanas: pelotazos, piedras, gases lacrimógenos, cohetes lanzados contra la policia, porrazos indiscriminados a gente que pasaba por allí, mobiliario urbano reventado... No exclusivo de allí. Visto igualmente en Francia hace unos años, en EEUU hace bien poco... Aquí sin embargo tanto manifestantes como policía, tras los primeros compases, decidieron hacerlo de la forma más pacífica posible. Tomando imágenes varias vistas por la red. Desovediencia civil: cerrar las principales calles que van al centro financiero.

Un movimiento salido de las aulas universitarias.

Al que se han unido mayores e incluso estudiantes de secundaria.

Horas pasadas sobre el asfalto, aunque muchas sin dejar de hacer sus deberes.

Una movilización a la que se han unido muchos occidentales residentes.

Algunos llevando sus barbacoas y comida a los que pasaban la noche.

Muchas horas, tres días ya, y el sueño que no perdona.

En ninguno de los dos "bandos".

La policía es la que utiliza pancartas para informar: "zona acordonada, no pasen", "disuelvanse o tendremos que lanzar gases"...

Y los manifestantes incluso más ordenados, tanto como para que se haya difundido en masa entre las redes sociales esta imagen.

"¿Dónde puedes encontrar una ciudad con más de 50 mil manifestantes, pero ni una sola tienda dañada, ni un coche ardiendo? Orgulloso de la gente de Hong Kong". Hay algún autobús atrapado entre la muchedumbre, pero no se ha tocado. Ni un desperfecto. Ni una pintada. ¿Por qué hacerlas si en su lugar se pueden poner esas mismas palabras sobre hojas y cartones con las que empapelar ese mismo autobús?.

"Liberemos Hong Kong" escrito con cinta aislante que se podrá quitar sin problemas tras las manifestaciones.

Los mismos manifestantes recogiendo las calles, reciclando.

Pidiendo disculpas a los que se ven envueltos en esto sin quererlo.

Sobre un autobús cuya linea ha sido cancelada: "Hola. Como sabrá, estamos en situación de emergencia en Hong Kong. Estamos protestando por lo que creemos y por lo que se nos había prometido. Es por eso que estamos hemos organizado esta movilización. Esperamos que entienda nuestra perseverancia y le pedimos disculpas por las molestias que podamos estar causando. Un hongkonés". O sobre una furgoneta de la policía.

"Disculpad. No sé quien hizo esto, pero NO somos anarquistas. ¡Queremos democracia!" Intentando limpiar algo pintado por alguno de los pocos radicales sueltos. Tanto ha sido así, que mucha gente de Hong Kong, en su mayoría conservadores y que no suelen mostrar mucho interés por la política, ha salido a la calle a apoyar a los manifestantes. Donando paraguas.

Comida, agua y mucho más.

Tengo la sensación que hay mucho más detrás, no solo el sufragio universal. Desde que llevo aquí viviendo he visto como parte de la población ha ido calentándose con cada año pasado. Con "ingerencias" del gobierno central en el sistema educativo, recordando a los jueces su patriotismo, los índices de desigualdad económica que se están disparando, entradas de capitales chinos que arrasan con el mercado inmobiliario, haciendo la compra a los locales casi imposible, o la leche en polvo para niños... Por su parte el gobierno chino con sus propias disputas internas que les fuerzan a apretar más o menos a los "disidentes". En poco se decidirá el futuro de Hong Kong. Seguir de alguna forma siendo la singularidad que ha sido durante siglos, o pasar a ser parte de la gran maquina que es China, sin apenas distinción alguna. En el segundo caso, Singapur esperará con los brazos abiertos a empresas y sobre todo instituciones financieras. Y muchos que recuerdan esa maldición china: "¡Ojalá vivas tiempos interesantes!" cuando quisieran seguir manteniendo la vida que han tenido. Mientras un vídeo de lo que ha vivido la ciudad sobre una canción mítica en Hong Kong. Pinchar sobre el fondo negro, sobre HD y expandir para apreciarlo bien.

Y yo hablando en Euskadi Irratia unos minutitos sobre el tema.

Tras once años viviendo fuera y sin apenas hablarlo nunca, me sigo defendiendo en euskera, pero cero soltura.

23 septiembre 2014

¡¡Se vende iPhone 6 nuevito!!

Se dice que Hong Kong es la ciudad con mayor número de Mercedes per capita del mundo (aunque no haya conseguido confirmar el dato). Yo diría algo similar sobre los iPhones o cualquier smartphone de últimisima generación que esté de moda. Durante un tiempo han sido los Samsung Galaxy, pero los teléfonos de la manzana son los predilectos tras cada nueva revisión. En cuanto se hace oficial que sale un nuevo modelo, el tema de conversación se centra en ellos, si comprar el nuevo o no, las compañías telefónicas mandando ofertas...

Apple y todas las empresas que lo iban a vender esta vez, vistas las colas que se montaron las veces anteriores (cientos de personas pasando la noche alrededor de sus tiendas), solo vendería sus primeras unidades a aquellos que lo reservaran con antelación en su página web. Informaron cuando abrían la pre-inscripción que se lleno en... minutos. Entre el sistema caído de tantas solicitudes y varios, ni dos horas después confirmado que no quedaba ya ninguno.

La noche previa suele ser bastante activa para los trabajadores de las tiendas, poniendo toda la parafernalia, cambiando iconos, muestras...

Las tiendas dejándolo bien claro "El iPhone solo se venderá a los Miembros de MoneyBack (programa de fidelización que utiliza la tienda) que recibieron la confirmación online de compra. Por favor NO hagan cola o esperen delante de la tienda. Gracias por su cooperación".

Y llega el día en cuestión. Aún con la reserva del producto colas a primera hora para ser el primero en entrar a la tienda.

Y finalmente conseguir el deseado aparato. ¿Realmente deseado? Aquí es cuando empieza la picaresca en versión asiática. Muchos de los que entran en este juego no lo hacen por lo fanáticos que son de los productos. Aunque los hay, la razón principal de tanto movimiento es pura especulación.

Teniendo en cuenta que en la China continental (que recuerdo está a una hora en metro) el nuevo modelo no estaría a la venta hasta principios de 2015, el negocio estaba servido. Mercado gris en directo. En el mismo IFC mall y en las calles junto a todos los centros comerciales en donde estaban los terminales a la venta un montón de gente dispuesta a re-comprarlos en cuanto salían del establecimiento. El iPhone 6 plus, con mayor pantalla, y a poder ser en tono dorado, precio oficial ocho mil HKD, recompra a veinte mil.

Y mucho más. Así que conocemos unos cuantos que se dedicaron a registrarse para la compra y ganar unos cuantos "honkies" con el proceso. Fiel reflejo de la realidad de Hong Kong.