Iurgi de excursion

10 junio 2006

Mujeres en Asia

Llevo ya un tiempo con ganas de escribir del tema, pero la verdad es que no sabía como enfocarlo, así que finalmente me he decidido, sin más, por enumerar varias cosas vividas en mi estancia por estas latitudes. Mujeres en Asia.

Corea. En nuestro intento por abrir la oficina de representación de BBVA en aquellas tierras, un montón de reuniones y entrevistas, entre ellas a la búsqueda de una secretaria trilingüe en coreano, inglés y español. Entrevistadas varias hasta que encontramos una buena candidata, coreana que había vivido en Sudamérica toda su niñez hasta la época universitaria, cuando volvió a Seúl, buen inglés y experiencia como secretaria. Otra entrevista más y decidido que se uniera al grupo. La llamé para felicitarla y decirle que en dos meses abririamos la oficina, ella encantada ya que estaba un tanto aburrida en su día a día sin trabajo. Una semana antes del viaje de nuestro director a Seúl la llamo y me dice que finalmente no puede trabajar con nosotros ¿Cómo? "Mi marido no me permite trabajar". Ante mi sorpresa, hablar con abogados y empresa de contratación con la que estabamos trabajando y descubrir que no es algo extraño, las mujeres allí suelen (deben, según sus costumbres y tradiciones) pedir permiso a sus maridos para trabajar, los cuales son reticentes a darles su consentimiento.

Corea 2. Reunirse con la agente inmobiliaria que nos está buscando la oficina y descubrir que está embarazada de cinco meses. Ante felicitaciones, mala cara por su parte "en Corea no es extraño que las empresas despidan a sus empleadas si saben que están embarazadas". Ufff. Intentar salir del paso ¿Sabes ya si va a ser niño o niña?, "A los médicos no les permiten decir cual el sexo del bebé, ya que seguía habiendo madres que abortaban en caso de saber que iba a ser niña" Ufffffff...

Japón. Una de mis conocidas aquí japonesa, tan arta de la mentalidad de algunos hombres en Japón decidió dejar el país para no volver nunca, más que de visita. Sin renunciar a su nacionalidad, simple y sencillamente "porque su pasaporte le permite entrar a cualquier país sin problemas". No es la única. Conozco broncas en directo en oficinas en Tokyo. Chica mejicana con padres japoneses vuelve a trabajar a Tokyo aprovechando que la empresa tiene muchos clientes en Sudamérica y porque necesitan alguien con experiencia y que sea bilingüe en los dos idiomas. Uno de sus "colegas", japonés de los de corte clásico, no ve con buenos ojos su incorporación y a la primera de cambio se la juega. En cuanto vienen los primeros clientes a la empresa y antes de que pueda hacer ninguna presentación, delante de todos ellos "Suzuki nos puedes traer café para todos" insinuando que es la chica de los cafes, una figura real en muchas empresas japonesas (chicas monas cuyo único quehacer es proveer cafes y tentempies y realizar pequeños recados). La chica perdida la cara ante los clientes. Bronca posterior. Broncas y más broncas durante 5 meses, hasta decidir que deja la empresa en cuestión.

China. Una generación de mujeres chinas conocidas como las "solteras de oro". Las primeras mujeres que tuvieron acceso a la educación superior, que lucharon para establecer sus negocios, para hacerlos florecer aprovechandose de la apertura del país al capitalismo. Solteras de por vida, una vez que el chino medio no concibe casarse con una mujer de mismo o mayor estatus social que él.

Shanghai. El paraiso para algunos occidentales. Miles de chicas chinas que ven a los occidentales como forma de salir de la pobreza, o tan siquiera tener un trato digno de sus maridos. Así que ellos descubren que solo por su tez y rasgos son deseados y hasta a veces acosados, de repente Brad Pit's que solo tienen que mantener 5 minutos de conversación para liarse con alguna.

Hong Kong. Descubrir que varias de mis conocidas son o han sido second wifes (segundas esposas) y descubrir el concepto en sí. En castizo supongo que las llamaríamos amantes. Lo extraño resulta la normalidad con la que se vé que el marido, a partir de una posición social (no antes, básicamente, porque no podría mantenerla) tenga una amante al otro lado de la frontera. Y descubrir que alguna de mis conocidas ha estado liada con un Sr. casado durante años y que conoce tanto a la mujer como al hijo.

Filipinas. El extremo de lo anterior son las filipinas que abarrotan las calles los domingos. Hong Kong ante la necesidad de personal para la limpieza anualmente concede miles de visados a mujeres filipinas e indonesias. Éstas vienen a la isla, dejando a maridos y a hijos, sabiendo que aquí podrán tener un sueldo mucho más alto del que tendrían en su tierra y que podrán enviar buena parte para mantener a sus familias. Lo sorprendente es descubrir, que esos mismos maridos, en cuanto sus mujeres emigran a HK no tardan en buscarse amantes, que de forma indirecta están mantenidas por la esposa que tuvo que emigrar.

A partir de aquí mucho pensado. Aunque sin atreverme a hacer un juicio. No después de haber vivido en la sociedad más hipócrita que conozco, Estados Unidos, o recordando como descubrí con 18 añitos que existía gente de mi edad que maltrataba, en el completo sentido de la palabra, mental y físicamente a su novia, o amigas a las que realmente quiero y admiro que han estado enamoradas de auténticos @#~€#es.

3 Comments:

  • senza parole!! gracias por la cronica, y por acercar una realidad que para muchos todavia parece seguir siendo desconocida. ONdo segi

    By Blogger leire, at 13/6/06 12:50 a. m.  

  • Iurgi! Ya sabes q a mi este tema me toca la moral, y no porque me considere una feminista empedernida, deberías saber que no, pero es q las injusticias no las soporto y da la casualidad de q todas son contra mujeres. Lo de Corea la verdad es q me ha sorprendido. Será porque es lo que menos conozco.

    Un beso musu bisu o como se diga. Algun dia aprenderé, no te preocupes.

    Y hoy ESPAÑAAAAAAAAAA!!!!

    By Anonymous maliya, at 14/6/06 9:28 a. m.  

  • Interesting... I live in Japan and women here should marry before they are 25. Almost all of them have a marriage and lovers. After sometime, they do not sleep with their husbands. Many have just "sex friends" and if you are not introduced to someone, you can be sure that you are going to be just a night stand. Different cultures... I would not stand it....

    By Blogger Marcela Lima, at 21/9/09 5:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home