Iurgi de excursion

10 abril 2007

Chino allá donde menos te lo esperas

Verano de 2001. Pasar con ama por Springfield para comprarme algo de ropa antes de empezar con Arthur Andersen. Unas cuantas cosas definidas como business casual, concepto que ni conocía, y un traje de baño, que finalmente pasó a ser con el tiempo pantalón a utilizar para hacer deporte. Años más tarde se vino conmigo a Miami y luego a Hong Kong.

Un pantalón cómodo sin más, hasta que hace unos días Victoria me comenta "curioso pantalón, ¿dónde lo compraste?". No sabía porqué lo decía. "Es bonito. Los caracteres son curiosos, nunca los había visto en un pantalón". Y allí que descubrí que lo que yo pensaba que era sin más un estampado intentando simular ser maya o similar, eran en realidad caracteres chinos. Además caracteres que aparecen en los papeles rojos que llenan las paredes en año nuevo chino. En este caso fú (felicidad, buena suerte) y shòu (vida), repetidos una y otra vez.

Chino por todas partes, aunque ni nos dieramos cuenta.

1 Comments:

  • Wenas aspaldiko!
    Menos mal que el significado de las palabras eran positivos y no despectivos. Podria haber sido más curioso.

    By Anonymous Eneko, at 13/4/07 2:27 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home