Iurgi de excursion

03 mayo 2009

Trabajar en Hong Kong

En post previos ya hablé de las desigualdades y los horarios de trabajo en Hong Kong. Que han atraído a unos cuantos internautas que intentaban buscar trabajo en estas tierras. Incluso con algun@ haciéndome preguntas directamente al respecto.

La economía está como está en todas partes, pero de eso hablaré al final. Empezaré como si las cosas estuvieran más calmadas. Hace un año, más o menos, amiga buscando trabajo. 24 años. Licenciada/diplomada en marketing. Habiendo trabajado anteriormente en cosas no relacionadas a su carrera + dos practicas de verano en empresas del sector. Proceso:

· Un mes.
· Mandados alrededor de 60 CVs, algunos como respuesta a anuncios en prensa e internet, otros directamente a empresas que le interesaban (en su caso departamentos de marketing y empresas especializadas en gestión de eventos, publicidad y varios).
· Respuesta de muchas el mismo día, de media 5 días para las empresas pequeñas y para las grandes (bancos y gubernamentales) alrededor de dos semanas.
· 12 solicitaron realizar entrevista personal.
· Tras analizar el puesto y funciones ofrecidas e investigar algo más en internet sobre la compañía acudió a 8 de ellas.
· 3 de las empresas requirieron más de una entrevista
· 3 ofertas (1 después de solo una entrevista, 2 después de dos).

En el proceso los típicos nervios, incertidumbres, etc. Ella creyendo que aquello iba demasiado despacio. Y claro, yo comparando con como son las cosas en España, donde tenía a alguna amiga que es una máquina, experiencia, estudios, idiomas, maja, buena presencia (alguno diría pibón :P ), de las personas más trabajadoras que he conocido en mi vida, que se pasaba meses en procesos interminables... Pero, volvamos a Hong Kong.

Una vez contratada, mes a tres meses de periodo de prueba en el que tanto el trabajador como la empresa pueden cancelar el contrato con tan solo un aviso de una semana. Durante este periodo es habitual que el empleado no esté sujeto a los "beneficios" de la empresa: ni vacaciones, ni seguro médico, etc. Es también normal que el recién incorporado deje la empresa tras ver como se trabaja en la misma. El record que conozco es tres horas. Tiempo suficiente en el que alguien decidió que aquella oficina no era lo que buscaba. U otros que han pagado a la empresa para poder irse inmediatamente sin un mes de aviso (que es lo que se requiere normalmente por contrato para cualquiera de las dos partes para rescindir el contrato, suena a futbolistas). Y aquí es donde se empiezan a ver de nuevo las diferencias.

El mercado de trabajo es realmente un mercado, donde la oferta y la demanda están medianamente equilibradas. Aquella persona que dejó el trabajo al de tres horas, no era una persona supercualificada. Sin más, un empleado de oficina, administrativo, pero que no le gustó el ambiente de la oficina y decidió que podía encontrar algo mejor (sin mucha complicación). Demanda continua de trabajo y oferta con movilidad continua.

Así, los saltos de empresa a empresa son mucho más habituales. Entre mis conocidos locales la media ha sido el año y medio. Tras ese periodo o incluso antes, cambio de empresa voluntario. Los recién licenciados sin experiencia empiezan siendo "mileuristas". Pero al de un año o dos, tras sus primeros meses de experiencia laboral completa, son capaces de encontrar un nuevo trabajo, con mejores condiciones. Lo habitual es esperar un incremento salarial de un 30% en cada salto y similar para los días de vacaciones y otras prestaciones (beneficios, no sé como se traduce bien a castellano "benefits"). Así durante unos cuantos años, hasta asentarse en algún puesto un poco más a largo plazo, pero sin cerrar la puerta a futuros cambios.

Para los que quieran venir a trabajar aquí. Lo primero, obligatorio, hablar inglés con fluidez. Eso o saber cantonés :P A partir de ahí cuanto más se ofrezca más posibilidades como en cualquier sitio: estudios, formación, experiencia, idiomas, ideas, iniciativas, todas las cosas que hagan destacar.

Los trabajos de baja cualificación, casi imposible. Algun@ me dijo que le hacía mucha ilusión vivir aquí y si podía encontrar trabajo de au pair, camarero o similar. Muy difícil. Primero, porque la competencia es imbatible en las labores del hogar. Indonesias y filipinas copan casi todos los puestos de cuidado de niños, ancianos, limpieza, etc. Como ejemplo las criadas que viven en casa del empleador, trabajando de lunes a sábado por menos de 4.000 HKD al mes. Camareros que necesitan saber cantonés y cobran muy muy poco dinero. Aparte de las limitaciones presupuestarias, está la obtención del visado de trabajo, en el que el empleador tiene que explicar las razones que le lleva a contratar a una persona extranjera y no a un local.

Una razón podría ser idiomas, cultura etc. pero esto está asociado a puestos más cualificados y tampoco es que haya muchas empresas españolas por estas tierras, realmente en todo Asia, comparando con otros países. Para conocer algo más sobre que empresas están presentes, algunas vacantes, etc. la Cámara de Comercio de España en Hong Kong.

Así, el proceso para un extranjero suele ser bastante más largo que para un local. Normalmente se acude a empresas de "cazatalentos" (headhunters), agencias de colocación, aparte de los obvios contactos directos que se tengan, prensa y demás. La suerte es importante y las fechas también. Por ejemplo, tras cobrar el bono anual (alrededor del año nuevo chino) muchos suelen aprovechar para cambiar de trabajo, momento donde las ofertas se disparan.

Conozco unas cuantas personas que lo han conseguido. Normalmente la pareja de alguien que vino aquí por trabajo y se puso a buscar con tiempo. En empresas logísticas, departamentos de compras y similares. Empezando muchos como empleados locales, muy locales. Eso significaba trabajar los sábados, 10+ días de vacaciones al año, sueldo limitado. Tras el primer año todos se pegaban (negociaban) por quitar el sábado y aumentar los días de vacaciones. Alguno lleva aquí ya un tiempo y ha seguido los mismos pasos que un local, estando ahora en puesto interesante.

Crisis. Como en todos los sitios está afectando. Muchos expatriados, entre los que se incluyen bastantes que subían la renta per capita y los índices de desigualdad, han tenido que hacer las maletas y volverse a sus países de origen. Recortes de personal en las entidades financieras. Muchos afectados en el sector de la construcción. Indirectamente también en servicios. Una tasa de desempleo que poco a poco va acercándose a su cota máxima alcanzada nunca. Que es... "agárrense los machos"... un 6%. Cuando en España se han sobrepasado los 4millones y ya hay muchos calculando cuando se llegará al 20%. Y no son solo números, medio desconectado como estoy de noticias allí y aún así empiezo a oír sobre gente conocida en EREs, despedidos, parados...

Y es entonces cuando oigo las noticias e intento con todas mis ganas pensar sobre las palabras de Fidalgo (perdón, Toxo) y Candido Méndez, políticos y empresarios españoles, y no lo entiendo. No entiendo que la forma de aumentar la eficiencia sea prejubilar a un montón de personas que tienen 50ytantos años cuando algunos de ellos vivirán hasta los 100. No entiendo que los sindicatos hablen de "tenemos que mantenernos en nuestras posiciones, no podemos dejar que el empresario se levante con un mal pie y decida despedir a alguien porque le apetece" y se crean eso. No entiendo que en España se metan más horas que en el resto de Europa y sea de los países más ineficientes. No entiendo que haya un doble sistema donde la mitad de los trabajadores viven protegidos por haber pasado unas oposiciones, convenios y contratos con muchos años que les permiten trabajar sin presión ni incentivos para hacer las cosas bien (que conste que no digo que no lo hagan, hay buena gente en todas partes), mientras la otra mitad está subcontratada, put€#da y sacando las castañas del fuego muchas veces. Que el sueño de la mayoría sea ser funcionario. Que muchos rechazarían una buena oferta porque requeriría irse durante un tiempo de su lugar de nacimiento...

Dos ejemplos. Igual que se podrían encontrar otros contrarios. Pero me gusta utilizarlos cuando la gente en HK me pregunta sobre estos temas.

Uno. En una caja de ahorros en la que estuve en un proyecto de consultor. Había un cajero. Un señor de unos 50 años. Llevaba trabajando en la Caja 30. Durante esos años le habían ofrecido hacer cursos para mejorar sus conocimientos, poder pasar a cargos superiores, gestor de clientes, tal vez algún día director de aquella misma sucursal. Él amablemente rechazó todas las propuestas. Siguió haciendo lo mismo durante todos los años de su vida en la caja. "Para qué complicarse la vida". 30 años después aquel mismo cajero, por convenios, años de servicio, bla, bla, bla cobraba mucho más que el director de la oficina, aunque su trabajo pudiera ser hecho por una máquina si los clientes aprendieran... Y los sindicatos encantados con eso (?) Yo lo veo distinto. ¿Quien lo sufre? Las nuevas generaciones, incluido su director de oficina de 30 años, que entran con cada vez peores condiciones y que están "subvencionando" unas condiciones injustas para el trabajo que está haciendo.

Dos. Amiga en HK. Cuando tenía 19 años, 10 años hace, vio que aquello de internet tenía posibilidades. Junto a su novio comprar unos cuantos ordenadores potentes, meter horas, aprender de las mejores prácticas, poco a poco ir construyendo su empresita. 2 años más tarde la mayor empresa de publicidad online de HK montada. Mosqueos con su novio, perderlo todo (aprender que mejor no juntar amor y trabajo) y decidirse por otra carrera. Ahora trabajando de relaciones públicas y organizando fiestas. Su lema: "si te gusta algo, en HK puedes hacerlo tu trabajo, solo hay que pegarse por ello". Y en cierta forma es cierto, porque es un sistema que empuja a que la gente se mueva, se pelee, aprenda, mejore. Injusto, con muy poca protección para los más desfavorecidos, pero que realmente dudo si no es mejor que lo que veo por otras tierras... Chapa finalizada.

4 Comments:

  • Verdades como puños, yo no puedo estar más de acuerdo.

    Recuerdo una vez hace tiempo que me llama Stacey y me dice que está preocupada porque lleva 2 semanas enviandos CVs y no ha recibido respuesta. Ay! alma cándida, si vivieras en España...

    By Blogger Diego Pino, at 6/5/09 1:17 a. m.  

  • Sí. Lo viví en directo hace no tanto. Lo pasó mal, aunque yo le decía que era poco tiempo. Y al final, aún metidos en la mitad de las crisis, ya en 2009, y con el mercado laboral en claro retroceso, consiguió un nuevo puesto con mejores condiciones y en menos de un mes...

    Pero que no se crea la gente que esto es el Dorado, como Diego pudo comprobar, para un extranjero encontrar trabajo no es sencillo. Se necesita suerte y tieeeempo.

    By Blogger iurgir, at 6/5/09 10:28 a. m.  

  • Cómo me suenan algunas cosas! Me encanta lo analítico que eres...madre mía!
    Musu!!!!! handi!!!!!

    By Anonymous Anónimo, at 13/5/09 3:40 a. m.  

  • Muy bueno el post, ilustrativo ante todo. Siendo local el mercado le da más posibilidades, ayy si supiera cantonés. Suerte y tiempo para los extranjeros, y constancia :)

    By Blogger Javier I. Sampedro, at 12/8/09 2:04 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home