Iurgi de excursion

11 octubre 2010

¿Sabes nadar?

Es una de las preguntas que más veces he hecho en Hong Kong con respuesta casi segura. Aunque los hongkoneses vivan rodeados de agua, algunos literalmente, en las distintas islas, no saben nadar en su mayoría. 1 de cada diez a las que he preguntado respondía que sí y esas normalmente sí, flotaban, un poco de braza y poquito más.

Por que saber nadar realmente tiene muchos significados. Mi respuesta siempre fue que sí sabía. Aunque a distintos niveles.

Nivel 0. Desde enano recuerdo ir a la playa, manguitos, burbuja en la espalda o lo que fuera y al agua patos.

Nivel 1. No sé cuantos años tendría, alrededor de 5 supongo. Bajar a Itxurpe, camino debajo de casa de aitxitxe y amuma directo a la playa, con Martin (tío). Meternos al agua y de repente "Iurgi, sabes que era socorrista?" (recuerdos de alguna camiseta de SOS por casa, pero no tenía yo muy claro aquello) "así que no hay problema, si te pasa algo te rescato, ahora te dejo aquí" donde no tocaba suelo "y tienes que venir nadando hasta mí" y se aleja diez metros. ¡¡Jarllll!! Es el ejemplo perfecto que se da en clases de monitor de natación de como no enseñar a un niño a nadar... Pero en mi caso funcionó, tras dudas, fui nadando como pude, lo agarré y a partir de ahí ya se acabaron manguitos y demases. Con algún susto que otro, como cuando me llevó la corriente en la ría de Laida y ama tuvo que rescatarme "¡no me toqueeees!" y a empujones en el culo de vuelta a la orilla :P

Nivel 2. Clases de natación, en la ikastola y, sobre todo, en la playa de Laida con los socorristas. Descubrir que iba muy cómodo a espalda y que, según los socorristas, un brazo iba mucho mejor que el otro cuando nadaba a crol, aunque no tenía muy claro que decían. Lo básico de braza, espalda y crol aprendido.

Nivel 3. Segundo año de carrera, 19años. Hacer el curso de socorrismo y meterme al de salvamento acuático. Para ello había que hacer ciertas pruebas. Bajar de 4minutos los 200m, cansado pero sin problemas. Arrastrar una víctima y estar cómodo dando patadas en el agua ya era más complicado. Así que tuve que repetir la prueba... Un mes de piscina y arreglado. Aún así no entendía como los buenos nadadores nadaban tan rápido "tienen que ser las piernas o algo" discutía con un conocido. Equivocado estaba :P

En los siguiente veranos de socorrista gracias a Guzur, David Rufián (aka chiquitín) y, sobre todo, Jone Xemein, entre otros, empecé a nadar ya un poco en serio. Rodeado de surfers y nadadores de verdad no quedó más tu tía. Recuerdo intentar seguir a Jone (creo que era subcampeona de España junior de mariposa) nadando a la playa de al lado (Salvaje a Arrietara, en Sopelana), yo con aletas y ella a pelo y aún así se tenía que parar a esperarme cada 100-200 metros :P Menos mal que aquello no llegaba al kilómetro. A base de seguirlos, comentarios que me hacían y pasarme en invierno también por la piscina, conseguí aprender a nadar a mariposa, bajar los 200m de 2:50, etc. De repente empezar a entender cual era el movimiento correcto de los brazos en crol, ser capaz de "empujar agua" durante todo el movimiento bajo el agua... ¡Así que no eran las piernas!

Hice el curso de entrenador de natación y allí aprendí formalmente como funcionaba la cosa.

Nivel 4. Con los acuatlones, pero sobre todo hace un par de años con el triatlón empecé a entrenar un poco en serio lo de nadar. Nunca dejé de nadar, sobre todo en Miami, donde tener la playa, o en su defecto la piscina, a pie de casa era una maravilla. Pero con lo del trialón me monté un entrenamiento más específico con lo que recordaba del curso de entrenador + lo que fui leyendo: series de velocidad, resistencia, intentar ver que movimientos podía mejorar. Al triatlón le siguió mi primera travesía de 2.5km y de ahí al acuatlón de larga distancia, tras el que el subidón que me dio + poder nadar tan bien con el nuevo neopreno en aguas más limpias (siempre lo están en invierno en HK) me hizo intentar ir alargando las distancias. 3, 4, 5, 6km en el mar sin problemas. Bueno, a partir de cierto tiempo nadando en agua salada la boca y lengua empiezan a notarlo. Pastoso, un poco hinchado incluso. Pero no hay problema. A partir de cierta distancia, igual que con otros deportes de resistencia hay que comer y beber durante la prueba, lo que requiere equipo de apoyo. Las rozaduras también son un problema, pero solucionado con body glide, la versión moderna de la vaselina que me decían que usara en Salvaje.

Más tarde descubrí un grupo de gente que se juntaba para nadar largas distancias en el mar. Todos los sábados a las ordenes de Lloyd McBean, un instructor de natación australiano de unos 50ytantos largos. Muy divertido. La mayoría ex-nadadores o gente que se entrena para triatlones o carreras similares. Mucho nivel. Hacer tandas de un par de kilómetros, series, carreritas. ¡Descubrir que se puede chupar rueda nadando!

Drafting en inglés. El mismo concepto de las carreras de bicis. Al ponerse justo detrás de un nadador, en su estela, te aprovechas de su empuje. Al principio no lo entendía, ni le veía la ventaja, hasta que empecé a seguir a gente que realmente nadaba bien y rápido y sí, menuda diferencia. A su estela el gasto de energía puede ser hasta un 20% menor. Además me permitía ver como nadaban. Y me dí cuenta que si rolaba (rolido) correctamente y conseguía estirar el brazo completamente, puedo ir a la misma velocidad con menos brazadas, o algo más rápido cómodamente, pero no me sale natural, tengo que ir concentrado en el movimiento.

Un año más tarde de nuevo apuntarme a la travesía de 2.5km y mucho mucho mejor. Si el año pasado quedé el 40 de unos ciento cincuenta, este el 21. Pero con momento risas, para confirmar que nadar es condición física pero sobre todo mucha técnica.

Ir a la playa, prepararse, todos a la orilla a oír la sesión informativa, y al agua. Mientras esperábamos a que dieran la salida veo a un tío hablando con el niño de la foto de abajo "Tú intentan seguir a Anne Marie, que es buena" y yo miraba al chaval y pensaba "pero como va a seguirle el chaval este a Anne Marie Munk que es ex-olímpica, es super rápida".

Comienza la carrera, muchísimos brazos volando por los alrededores, me tiro para una esquina, voy ganando posiciones, mierda... me he comido la red antitiburones y herida en el pecho... Sigo, llego a la primera bolla, girar y ya con menos gente voy poniendo velocidad de crucero, algunas partes en las que puedo "chupar rueda" otras en las que voy a mi cuenta y al de medio kilómetro de salida, empiezo a notar que alguien me toca los pies. Pegado a mí, aprovechándose todo de mi esfuerzo. Cada 5, 10 segundos, me vuelve a tocar los pies, y otra y otra y otra, pero que pesaaaaadoooo. Cada X me acuerdo de hacer bien la técnica, rolar correctamente, estirar el brazo al máximo, tirón, respirar cada tres brazadas, y ahí lo dejo de notar, pero en cuanto se me olvida, voy un poquito más lento y toque, toque, toque, a un ritmo de brazada mucho más rápido que el mío. En algún momento llegué a pensar que me iba a soltar el chip para controlar el tiempo que tenía en el tobillo. Última boya, girar, equivocarme, demasiado hacia la derecha, dejar de notar los toques en los pies, y para cuando levanté la cabeza ví que el que me había seguido era el niño aquel y que el €@#@~ iba directo a la meta un poco hacia la izquierda. Me sacó unos segundos... Luego empezó a venir a entrenar con nosotros y descubrí que tiene 12 años. Y obviamente Lloyd, con sus camino a los 60, también quedó por delante.

Si tenía alguna duda sobre mi técnica, el fin de semana pasado me quedó claro cuanto me quedaría por perfeccionar. Me apunté a una travesía con la asociación de natación. 3.500m con un tiempo máximo de 60minutos para acabarla. No anduve ni cerca del tiempo, casi diez minutos más. Seguí mala rueda, reservando demasiado (nadando todavía no controlo bien los esfuerzos: la primera vez se me subió el gemelo y desde entonces voy más tranquilito, a veces demasiado) en los primeros 2 km y al final ni tan siquiera acabé cansado. Eso sí, ver a los nadadores de verdad junto a mí fue la leche.

A los buenos en mi serie ni verlos al de 200m, pero las chicas, que salieron 5-10minutos más tarde que nosotros, alucinantes. La primera me pasó antes de mitad de prueba. Sin salpicar, como un pez, perfectamente hidrodinámica, parece que va suave pero te deja detrás sin misericordia. Los últimos 600 metros las chicas que llegaban a mi nivel ya estaban muy muy cansadas, teniendo que dar una brazada de braza cada diez de crol para ir descansando y situando bien la meta, ya que se levantó algo de mar y seguir una linea recta no era fácil. Aún así y yo pensando "por mis €@¬@es que me pego a rueda", no hubo manera, ni cien metros y ya detrás... En meta un poco decepcionado.

Luego pensándolo fríamente, supongo que es normal, llegado a este nivel puedo seguir mejorando pero hay cosas a las que no puedo aspirar. Y los nadadores son peces para mí. Muchos de los presentes entrenando 4 horas o más al día de natación y habiendo aprendido a como hacerlo estupendamente desde enanos. Yo me defiendo, pero poco más y nadar nado, un par de horas a la semana máximo, porque hay mil cosas más que pienso seguir haciendo, ya solo en deporte: hiking, gym, kickboxing, correr... no hay tiempo ni ganas reales para llegar a la "élite" en ninguno.

De todas formas objetivo para el año que viene conseguir bajar de los 60 minutos sin problemas. A ver que tal. Y ahora la media maratón de montaña y ¿comenté que luego un triatlón? Octubre super deportivo ^__^

Primera foto de: Chris Booth

1 Comments:

  • me das envidia, mucha, pero me he cansado solo leyendote.
    Ondo ibiliiiiii y a ver si consigues algún trofeo (o no va de eso?)
    Musutxus
    Karmele

    By Anonymous Anónimo, at 14/10/10 1:08 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home