Iurgi de excursion

06 abril 2014

Yakarta

Tenía unos días de vacaciones a utilizar antes de que acabara marzo y decidí ir de visita familiar. Argoitz, hermano, y Joana, su novia, se acababan de mudar a Yakarta, capital de Indonesia. Ella trabajando para un proyecto de la Unesco.

Vuelo de cinco horas con China Airlines y llegar con el amanecer allí. Taxi hasta su casa y poco más tarde dar un "paseo" por la ciudad con Argoitz. La ciudad no está pensada para hacerlo, ha ido creciendo y el tráfico la va comiendo. Las aceras, donde las hay, no son para andar. Son para poner puestitos de comida,

venta ambulante,

para aparcar motos,

o como vía alternativa para esas mismas motos cuando hay un atasco.

El tráfico es el principal problema de la ciudad. Una mascarilla es parte del equipamiento a comprar.

Solo vi un par de zonas peatonales, en lo poco turístico que hay. El parque alrededor del Monas, el Monumento Nacional. Y la plaza de Fatahillah,

zona colonial,

en parte quedándose en ruinas.

Rezos desde las mezquitas, con los megáfonos a todo trapo cada X horas.

La ciudad es bastante segura pero las verjas, alambradas, candados y otros son parte del día a día.

Volviendo a casa tras el trabajo.

Las compras son millonarias.

Compra de supermercado básica por 264.695 rupias. Menudo pastizal :P 1€ = 15.500 rupias. Para entender como llegaron a ese tipo de cambio y la historia más económica del país el Museo del Banco de Indonesia. Desde los primeros exploradores y conquistadores.

Pasando por los primeros prestamistas.

Guerras.

Independencia. Gobiernos "haciendo trampas" exigiendo al banco central imprimir más y más moneda con la que financiar sus proyectos. Hasta la crisis del 97. Muy bien ambientado, mostrando no sólo las cifras y la historia sino el ambiente y muchas veces sufrimiento vivido.

Me gustó mucho. Tal vez, en parte, por mi trabajo. Y también pasé por el Museo Nacional.

Interesante. Una colección de arqueología donde ver imágenes grotescas.

O ¿graciosas?

Una colección de maquetas de edificación tradicional que me gustó mucho.

Y muestras de máscaras, instrumentos de música, ropa, tejidos antiguos ... De los que algunos, como kukuxumusu, han tomado claramente influencias :D

De paseo por calles y callejuelas, puestos y mercadillos. Veo un lindo gatito.

Bastante gente jugando al ajedrez.

Y un "I love Yakarta limpio".

Que es un bonito objetivo pero muy lejos de la realidad por ahora.

Coches y más coches muchas veces a velocidad de caracol. Los autobuses algo más rápidos con un carril específico.

Recordar que la parte delantera es para chicas. Y como en todos sitios niños intentando hacerse un hueco aún yendo contra lo seguro. Bicis...

Cuando llueve lo hace de verdad. Prácticamente a diario, tormentón en el que descarga toda la humedad acumulada durante el día. Empieza el viento, unas gotas iniciales y el diluvio en diagonal.

Lo último "turístico" que me quedaba por visitar era el antiguo puerto. Nada impresionante.

Como muchas veces, perderme un poco me dio la oportunidad de visitar algo más interesante. Un barrio auténtico. Callejuelas. Lejos de carreteras y tráfico. Una miniciudad dentro de la ciudad. Con los locales señalándome con la mano y una sonrisa, "Míster, míster" apuntando hacia donde tenía que seguir para salir del laberinto.

Quedar a cenar en un restaurante de comida indonesia bastante típico.

Con Carlos, un compañero del Banco, que está intentando abrir la oficina de representación. Vivió siete años de seguido allí, con revueltas, fuego y tanquetas antes de ser desalojados. Desde entonces ha seguido en continuo contacto por temas profesionales, con viajes de vuelta cada poco. Los últimos veinte años en total por la zona. Nos contó mucho de lo que hacer e intentar animar a Argoitz en el nuevo destino. Nos confirmaba todo lo visto: desastre de tráfico, imposibilidad en la logística del día a día con recorridos que a veces haces en veinte minutos y otras en dos horas, las diferencias culturales, el poco ocio que ofrece la ciudad, fuera de la noche más "decadente". Pero también todas las maravillas naturales que se pueden encontrar en el país, la amabilidad de su gente, las oportunidades que ofrece ahora, con una economía en continuo crecimiento. Un reto. A ver que tal va.

Yo mientras de vuelta al querido Hong Kong. Salidas como esta me recuerdan lo especial que es la ciudad y lo que me gusta.

2 Comments:

  • Buenas fotos. Como se nota que viajas mucho. Así nosotros también viajamos viendo tus fotos y todo lo que pones en el blog. Sigue escribiendo que nos gusta.

    By Anonymous Anónimo, at 6/4/14 3:25 p. m.  

  • ¡Un placer!

    By Blogger iurgir, at 30/4/14 12:43 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home